Descubre Cómo Hacer Un Termómetro Casero Efectivo

¡Descubre la magia de la ciencia en la vida cotidiana de tus hijos con emocionantes experimentos! ¿Quieres saber cómo hacer un termómetro casero que realmente sea efectivo?

Si es así, te invito a continuar leyendo porque con este termómetro casero podrás explorar las diferentes zonas de temperatura en tu hogar? Imagina lo divertido y el gran aprendizaje que será para los niños ver cómo sube la temperatura al exponerlo al sol, o descubrir los rincones más frescos durante los días calurosos de verano. ¡Este experimento te permitirá descubrirlo todo!

Atrévete a adentrarte en el fascinante mundo de la ciencia mientras haces uso de objetos comunes en tu casa. Integrar la ciencia en la rutina diaria de tus hijos no solo es educativo, sino también entretenido. Convierte tu hogar en un laboratorio y permite que tu curiosidad y la de tus hijos se despierten.

¿Estás listo para desafiar tus conocimientos científicos y crear un termómetro casero que revele los secretos de las temperaturas de tu hogar? ¡Acompáñanos en este emocionante viaje de exploración científica!

Materiales Necesarios 

Necesitarás cosas que seguro encuentras en tu hogar y esto te ayudará animarte más fácilmente a  hacer este experimento:

  1. Una pajita de plástico transparente (pajita o pitillo)
  2. Gotas de colorante alimenticio 
  3. Arcilla de modelar o Plastilina
  4. También necesitarás una regla
  5. Un rotulador fino 
  6. frasquitos de plástico
  7. Una botella de alcohol
  8. Una pipeta de plástico o una jeringuilla
  9. Agua
  10. Un tazón pequeño
  11. cubitos de hielo 

Materiales para hacer un termómetro casero

Paso a Paso Para Hacer El Termómetro Casero

  1. Toma una pajita de plástico transparente y una regla. Haz marcas con un rotulador cada medio centímetro, de abajo hacia arriba. Puedes usar colores diferentes para las marcas más grandes y más pequeñas.
  2. Ahora, agarra un poco de arcilla o plastilina de modelar y haz bolas. Utiliza una de tamaño más grande que el cuello de la botella que usarás. Pasa esta bola a través de la pajita y aplánala un poco. Asegúrate de que no quede ningún trozo de arcilla pegado dentro de la pajita.
  3. Abre una botella de alcohol y vierte un poco en un frasco de plástico, llenando alrededor de la mitad o un tercio del frasco.
  4. Agrega un par de gotas de colorante alimenticio al frasco de alcohol. Cierra la botella y muévela para asegurarte de que se mezcle bien.
  5. Usa una jeringuilla o una pipeta para tomar el líquido del frasco. Si el nivel del frasco ha bajado mucho, añade más alcohol hasta tener entre un tercio y la mitad del frasco lleno.
  6. Inserta la pajita en el frasco sin que toque el fondo. Asegúrate de que la arcilla que colocaste en el paso 2 se apoye en el cuello de la botella para evitar que la pajita llegue hasta el fondo.
  7. Utiliza más arcilla de secado rápido para sellar la abertura de la botella y asegurar que la pajita no se mueva.
  8. Usando la jeringuilla o la pipeta, agrega el líquido gota a gota en la pajita. Si el sellado es hermético, verás cómo sube por el interior de la pajita. Si baja hacia el frasco, deberás repetir el paso de sellado con arcilla.
  9. Llena la pajita hasta la mitad con el líquido. Este nivel indicará la temperatura. Marca este punto con un rotulador permanente de un color diferente.
Leer También:  Manual Definitivo Para Que Descubras Cómo Ahuyentar Mosquitos

¡Listo! Ahora tienes tu propio termómetro casero para medir la temperatura. ¡Diviértete explorando el mundo de la ciencia con este emocionante experimento!

¿Cómo y Porqué Funciona Este Termómetro?

¡Hora de poner a prueba tu termómetro casero en un emocionante experimento con agua y hielo! Coloca el experimento en un tazón con agua y cubitos de hielo. Observarás cómo el nivel del líquido en la pajita disminuye. ¡No olvides marcar esta zona para saber la temperatura del agua congelada!

Ahora, toma el frasco con tus manos y observa cómo, lentamente, al calentarlo, el nivel del alcohol vuelve a subir. También puedes sumergirlo en agua caliente y ver cómo el líquido asciende a través de la pajita. ¡Cuida de no derramarlo!

¿Pero por qué sucede esto? A medida que la temperatura aumenta, el líquido en el frasco se expande y, al tener solo una salida, sube por la pajita. Por otro lado, cuando se acerca a una zona más fría, el líquido se contrae, provocando que descienda.

¡Así es como funciona tu asombroso termómetro casero! Disfruta explorando la ciencia mientras descubres los misterios de la temperatura. ¡Diviértete y sigue experimentando!

(Visited 70 times, 1 visits today)

Deja un comentario